Entradas

El ojo de la cerradura

Caminando por la vida voy, intentando ser quien soy
o quizás....
intentando aparentar que soy algo que no soy

Hoy me he planteado ver a través del ojo de la cerradura
pero,
¿cerradura a qué?

¿a mis deseos? ¿a mis pensamientos?
¿a mi dolor?

Encerrado esta mi dolor, mis frustraciones, mi resentimiento
Y luego de años sin aceptar que están allí y que debo sentirlos para superarlos,
de alguna forma pasan factura

La seguridad y eso que llaman autoestima, últimamente me falla
quizás he vivido a través de un disfraz, de una piel que no es mía
quizás he encerrado con llave la versión de mi misma mas autentica pero que más aborrezco

O quizás solo paso por la crisis de los 30's
¿me estaré inventando fantasmas encerrados en una puerta de mi alma?

Esta etapa de mi vida se llama...

Me he olvidado de escribir.
Y no, no me refiero a que durante años haya olvidado entrar al blog y escribir un post.
Nunca he sido una gran escritora, pero hace tiempo no encuentro musa o inspiración divina para sentarme a escribir un post.

Quizás porque el motivo principal de mis anteriores posts era acompañar un poco mi soledad.

Tal vez he dejado atrás el drama que suponían mis relaciones esporádicas, en donde quería desesperadamente amar - aún siendo consciente muchas veces de la realidad - y por tanto no puedo contar algo que ya no sucede.

Pero aquí estoy, 7 años después de haber iniciado este blog anónimo como Luna Arena. Queriendo contar algo, que no se muy bien qué es.

Hace 7 años creía que mi auto-realización era justo lo que soy ahora. Trabajo, pareja, independencia, viajes - también me veía con unos cuantos kilos menos, pero no todo es perfecto -.

Y no me quejo, la verdad es que mi vida está muy bien. No obstante, tengo una sensación de vacío que no puedo explicar. Falta algo…

¿enamorada?

Esta sensata locura que comenzó en verano, cada vez se pone mas seria.  No estoy asustada, al menos no en el sentido de querer huir y no comprometerme con un "nosotros". Es solo que la idea que tengo del "amor" es bastante confusa.
Hace muchos años que no estoy en serio con nadie.  Lo último que recuerdo fue estar tan enamorada que no era dueña de mi misma, probablemente confundía amor con dependencia. 
Ahora es diferente. ¿enamorada?  No lo se. Lo quiero mucho. Muchísimo. Quiero besarle siempre. Le gusta que la niña inquieta que vive en mi salga a jugar, por mas locuras que cometa. Pero también le gusta la mujer adulta del trabajo de 40 horas semanales. Me gusta sorprenderle. Me gusta que me sorprenda. Adoro su olor, en las sabanas, en la almohada, en mí. No me imagino un mejor hombre para mi que él.  No hay mejor mañana que aquella en la que lo encuentro en la misma cama. Ni hay mejor noche que la que estamos juntos. Estuve mucho tiempo buscándole, y supe que él …

El presente

Esa noche de verano, sucedió.

Tu lo buscabas, yo lo deseaba
Te acercaste lentamente, y no me resistí al calor de tus labios contra los míos.
Esa noche decidí no pensar en el futuro, y evadir a mi conciencia.

El bien o el mal es un paradigma, y tu y yo un desafío.
No he besado a otro sapo, esperando a un príncipe.
Te he besado a tí, y me he enganchado como un adicto a la droga.

No vivo en el pasado, y no quiero pensar en el futuro
quiero disfrutar del presente escondida entre tus sabanas.


Volviendo al ruedo

Estoy de vuelta, o al menos eso espero.

Desde hace mas de tres años no he escrito linea alguna. Ni en este blog, ni en un diario, ni siquiera en alguna carta. Al menos nada que expresase mis sentimientos, me ayudase a canalizar mis emociones o me invitase a crear alguna historia.

He estado perdida en un sentido más amplio que el mundo blogger.

Me he sentido vacía. Estaba en un blanco total, o no se si llamarlo un negro absoluto.

Sumida en responsabilidades. Agobiada en un mundo de locos. Siendo parte del sistema, autómata, reaccionando y sin sentir.

Algunas de mis circunstancias han cambiado. Yo he cambiado.

Leo lo que he escrito en el pasado y quiero recuperar la inspiración que en estos momentos me falta.  Así que he decidido escribir, así, sin mas, lo primero que se me venga a la mente. Escribir. 

Reencontrarme conmigo misma y volver a sentir, para bien y para mal. Sentir.


El baúl y los sueños

En el baúl de los recuerdos me he quedado congelada, el tiempo pasa y permanezco estática esperando. Espero que algo cambie, pero ni yo misma se qué tampoco estoy haciendo algo para cambiar
He abierto la ventana de los sueños imposibles,  los que yo se que nunca se cumplirán Esos sueños infantiles de encontrar príncipes azules, sin besar sapos por doquier. Lo peor es que yo misma saboteo mi mundo mágico, y nunca falta el drama dentro de la historia.
Y precisamente ese es mi problema. El nunca estar conforme con lo que encuentro  Ser tan radical como para decidir perfección o nada, el descartar cualquier cosa por sus tropiezos primerizos
Continuamente sigo concluyendo que soy yo la del problema, pero mi respuesta ha sido permanecer así, estática. El tiempo me ha dejado un kilos demás, unos amigos de menos, unos fines de semana de aburrimiento total.
Y quiero salir del baúl de los recuerdos, y quiero cerrar la ventana de los sueños imposibles, pero no consigo un buen motivo para abandon…

Promesas

Prometo amarte toda la vida
Prometo serte fiel
Prometo estar contigo en la salud y enfermedad
Prometo no defraudarte
Prometo, prometo, prometo....

Juramentos efímeros con aires eternos
Incumplidos, frustrados, amargos
Detesto a la gente hipócrita que promete sin pensar
Que jura sin compromiso

Las circunstancias cambian,
pero el corazón debe ser firme.
Las promesas insensatas deberían ser erradicadas,
tal cual como las plagas que las generan
la verdad debe ir por delante
y los juramentos deben ser cumplidos