domingo, 24 de junio de 2012

Un encuentro con sus ojos pardos...

Sus ojos pardos me encontraron un viernes,
me siguieron, curiosos de cada uno de mis movimientos
pero cuidadosos de los intrusos presentes.

La noche transcurría. 
Hubo un sutil acercamiento. 
No preste atención, estaba deslumbrada con otros ojos.
Prudente del ambiente,
no te convertiste en un acechador mas de mis huellas.

No perdiste la batalla, solo cambiaste su curso.
Tiraste los dados, propiciando un nuevo encuentro.
Perspicaz y audaz, noté el marrón rojizo de tus ojos
sumergiéndome en la profundidad de tus pupilas.

Ahora deseo tener frente a mí tus ojos pardos,
la esperanza de un nuevo camino hace latir mi corazón,
no más deseos de amores gastados,
me siento segura de tu mirada acaramelada.

2 comentarios:

Jo dijo...

y perderse en unos ojos basta ... si son pardos o verdes
basta hacerse un cafe o un te con ellos

la MaLquEridA dijo...

Uuuuuuuuuuuuiiiiiiiiii, esos ojos pardos te han enamorado.