domingo, 4 de septiembre de 2011

Opciones..

Hace algún tiempo, 
cuando aún me encontraba recuperándome de un fracaso amoroso, 
y, en un afán por poner orden a las piezas inconclusas de mis ideas,
decidí abocarme a un precepto un poco "metafísico" (no se si en realidad es correcto llamarlo así),
que establece que "Todo lo creado, fue antes pensado".

Cómo llegué a eso, no viene al caso. 
No obstante, lo relevante en este momento es mencionar lo que pasó.
Debido a que "todo lo creado, fue antes pensado",
decidí crear, en mis pensamientos, al hombre perfecto para mí.
Una descripción realista, no superficial, 
con todos aquellos preceptos básicos y fundamentales en mi opinión para mantener en pie una relación.
Por ejemplo, yo no pedí un hombre bello o un modelo,
yo solo quise, entre otras cosas, que la atracción física fuese mutua.
Yo no deseaba alguien millonario,
solo estable, trabajador y con visión de futuro.

Lo cierto es que alguien apareció.
Y no solamente apareció,
lo hizo cumpliendo con cada cosa de las que había "decretado" para mí,
inclusive, mejorando lo que esperaba de él.

Pero, como uno debe vivir la vida sorteando casualidades y tomando decisiones,
alguien mas, también ha aparecido.
Alguien que también cumple con eso que escribí una vez, aunque de forma distinta.
Ese alguien me ha estado insistiendo colosalmente, durante los últimos días, por una cita.
Y ha recibido reiteradamente la misma respuesta: NO.

Opciones... así se puede resumir lo que tengo en mi mente ahora.
No obstante, mi decisión es clara.
Entonces... 
¿Por qué sacarlo a colación? ¿Por qué es relevante para mí?

Por miedo. 

He equivocado mis decisiones tantas veces, que ahora mis "opciones" me han puesto ha pensar.

¿Qué pasaría si me vuelvo a equivocar?




2 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

¿Qué pasaría? No lo sabrás si no lo intentas, es mejor eso a quedarse para siempre con la duda.


Un beso.

Luna Arena dijo...

En eso estoy de acuerdo... :)
Un abrazote